Miércoles , 19 febrero 2020
Inicio > Viajando > 10 días en El Camino Inca con la mochila al hombro

10 días en El Camino Inca con la mochila al hombro

Así fue, se rompió, tragedia nacional… Era el final de una aventura de diez días, un viaje mochila al hombro, largo, duro, intenso y precioso por eso mismo.

 

El camino inca es la ruta que usaban los incaicos para comunicar su vasto imperio. Hicimos en una decena de días lo que un emisario realizaba en menos de uno. Eran auténticos atletas y nosotros íbamos mochila al hombro y no tenemos la pericia de estos atletas auténticos. Y la ingeniería jugaba a su favor, los miles de escalones que forman el camino acaban de forma puntiaguda para que el mensajero no tuviera que apoyar el pie por completo sobre el escalón sino que le bastaba con apoyarlo e impulsarse para lanzar su cuerpo hacia el siguiente. El resultado era un ingenioso sistema para hacer volar a los mensajeros del imperio incaico.

 

El Camino Inca segunda jornada Paisaje. Inshala. Fotografía: Mig

El Camino Inca segunda jornada Paisaje. Fotografía: Mig

Cómo? Estaban rodando un anuncio de cusqueña? Es una tragedia nacional…

 

Y al amanecer del décimo día llegamos a Machu Picchu con una resaca dolorosa, recuerdo  de una noche memorable en la que bailamos y bebimos juntos españoles, peruanos, argentinos, holandeses, franceses, austriacos, marroquíes y no recuerdo qué más nacionalidades. Ha sido hasta ahora la fiesta más internacional a la que he asistido y una de las más divertidas de mi vida.

 

Machu Picchu es un sueño hecho realidad, una emoción difícil de describir. Recorrer sus calles, observar su arquitectura, su enclave privilegiado, una ciudad mágica cuyo equilibrio con el entorno natural era esencial para su supervivencia. Los muros de sus construcciones sufren desde  que no corre el agua por sus calles. Arquitectura de alto nivel.

 

Vamos a ver intihuatana, me dice Nano, mi compañero de viaje.
Qué mala suerte, están rodando un anuncio publicitario de la cerveza Cusqueña y el área está tomada por trabajadores, actores y una grúa que sostiene una cámara de televisión.
 
Aún así, decidimos acercarnos y posar nuestras manos sobre la sagrada piedra de intihuatana, dedicada al dios sol y reconocida en todo Perú como la piedra más importante del imperio incaico. Cierro mis ojos, recuerdo, siento, vivo y alzo mi cabeza al cielo y lanzo un beso imaginario dedicado a mi hermana. Lloro y sonrío, sonrío y lloro con los ojos cerrados.

Continuamos mochila al hombro la visita, rodeando intihuatana, sintiendo aún el sabor de la piedra mágica y el peso de la historia en nuestra conciencia. Cada rincón tiene algo mágico, sabemos que estamos paseando por la capital de uno de los mayores imperios habidos en el mundo.

 

Un estruendo, qué ha pasado? Qué ha sido eso?

Miramos hacia el área sagrada en la que hemos estado hace tan sólo un minuto y… Ohhh la grúa ya no está!!!!

Se ha partido!!! El qué? Intihuatana!!!! Tragedia nacional… Portada de todos los periódicos. Y nosotros estábamos allí…
Revuelo nacional, lloros, gritos, incomprensión, caras largas, desgracia, mucha desgracia.

 

Machu Picchu piedra Intihuatana. Inshala. Fotografía: Mig

Machu Picchu piedra Intihuatana. Fotografía: Mig

Y todavía no hemos terminado, Machu Picchu esconde para nosotros una última sorpresa, es el Huayna Picchu. El picacho situado en la zona este de la capital incaica domina y protege la ciudad. Decidimos subir, queremos tener la visión completa desde todos los ángulos posibles. Una hora y media después estamos arriba. Bella atalaya, majestuoso lugar. Se dice que el Inca (así se llama al rey de los incas) subía aquí para meditar y pensar en su reino.

 

Miramos, observamos… Y al mirar hacia el otro lado, ooohhhh… La naturaleza salvaje nos saluda, el espectáculo de la selva ha llegado. Montañas cubiertas de espeso bosque, y más bosque, increíble. Me siento pequeño, muy pequeño, abrumado ante la fuerza de la visión que tenemos frente a nosotros.

Paralizados más de una hora, ya no existe Machu Picchu, sólo la selva. Simplemente maravilloso. Sin palabras, no son necesarias. Contemplamos la naturaleza, qué espectáculo.

Al bajar me siento en una nube, nunca olvidaré este día.

La jornada acaba con el viaje en tren hasta Cuzco. Como en el oeste americano, el tren cruza el centro del pueblo, paralizando, centralizando la vida.
No podía imaginar un mejor broche final para el camino inca.

 

Nos sentamos en el tren, reímos, miramos, recordamos, sentimos, recordamos, alucinamos, miramos, reímos…
 
 
                   Mig

 
 

 

 

 

GD Star Rating
loading...
10 días en El Camino Inca con la mochila al hombro, 100% based on 10 ratings

5 Comentarios

  1. el camino inca una de las travesias mas espectaculares que tiene el peru, con su magnfica vision de la flora y fauna que cuenta esta impresionante aventura. el camino inca a machu picchu http://caminosincaperu.blogspot.com/

    GD Star Rating
    loading...
    • Inshala_Mig

      Sin duda así es amiga deivis, el camino Inca es una travesía que merece mucho la pena… y cuantos más días dure, mucho mejor aún.
      Muchas gracias por tu comentario

      GD Star Rating
      loading...
  2. Estupendo relato, y muy bien escrito, nos has trasladado al camino Inca, así como también nos has dejado con ganas de conocer más sobre ese viaje !! Solo una cosilla que he echado de menos… hay poquitas fotos, nos podéis mostrar mas??! :) :)

    GD Star Rating
    loading...
    • Inshala_Mig

      Muchas gracias Cris por tu comentario, hacer el camino Inca es una experiencia de lo más recomendable…
      En cuanto a las fotos, voy a prepararlas y hacerte un monográfico sobre Perú… te parece?
      Gracias por leernos tanto!!!

      GD Star Rating
      loading...

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>