Viernes , 24 enero 2020
Inicio > Info viajes > ¿El miedo es un buen o mal compañero de viaje?

¿El miedo es un buen o mal compañero de viaje?

Abejas. Fuente: www.pixabay.com. Compañero de viaje. Inshala Travel

Abejas. Fuente: www.pixabay.com. Compañero de viaje. Inshala Travel

Muchas veces he charlado con mis amigos sobre la figura del “compañero de viaje”. A algunos les gusta viajar acompañados de un grupo pequeño de cuatro o cinco personas. Otros se sienten cómodos cuando viajan en grupos grandes y otros, los menos, disfrutan viajando con sólo un compañero de viaje e incluso en solitario.
Todo es válido, al fin y al cabo viajas para pasarlo bien, para vivir aventuras y en ese contexto cada uno decide cómo y con quién quiere vivir las mejores aventuras.
 
Pero hoy no voy a hablar de ese tipo de compañero de viaje, sino de un compañero invisible, sin cuerpo ni vida pero al que a veces le otorgamos el derecho a decir la última palabra.
 

El miedo es un signo de responsabilidad ante una situación “no controlada”, es signo de alarma, de falta de recursos, de cobardía –cielo santo, qué carga peyorativa e injusta tiene esta palabra–.
 
Muestra algo que no encaja adecuadamente, ya sea por nosotros mismos, por otra u otras personas, o por el propio contexto en el que sintamos temor.
Este compañero de viaje es subjetivo, si cada uno cuenta el momento o situación que le produce pavor nos sorprenderíamos de las respuestas. Me viene a la cabeza un amigo que hace “puenting” y sin embargo no puede estar en una habitación con la luz apagada nada más que para dormir; o quién no conoce alguna persona que tenga miedo a viajar en avión. En mi caso, una de mis mayores fobias son las cucarachas, ¡es que no puedo con ellas! Otro día os cuento lo que me pasó en un hostal parisino relacionado con las paredes de una habitación y las maravillosas cucarachas…
 
Vale, tenemos claro entonces que el miedo muchas veces es irracional o proviene de lo más profundo de nosotros, lo que dificulta mucho que consigamos manejarlo.
 

Tomando la decisión sin miedo. Compañero de viaje. Inshala Travel

Tomando la decisión sin miedo. Compañero de viaje. Inshala Travel

Vayamos a lo que nos ocupa. ¿El miedo es un buen o mal compañero de viaje?, he ahí la pregunta.
Es mal compañero si hace que te bloquees, si no te permite disfrutar de aquello que tanto deseas hacer y no haces por miedo. Si te paraliza e incluso no te permite viajar a determinados lugares. Hay muchos factores que influyen en las decisiones que se toman cuando estás de viaje, por eso dije al principio que cada uno gusta de viajar y de elegir compañero de viaje. Y todo vale.
 
Es buen compañero si te hace estar alerta ante una situación complicada o si te llena de responsabilidad cuando el peligro acecha en una zona inestable o si te avisa sobre personas malintencionadas. Te ayudará en un sin fin de ocasiones.
 
Pero la verdad de todas las verdades, el miedo, el señor miedo es necesario, es una ayuda inestimable para el viajero. Si se tiene miedo es por algo. Es cierto que depende de la persona. No se trata de decir “como tengo miedo dejaré de hacer esto o lo otro”. No, esa no es la finalidad, el miedo nos sirve para estar alerta: “tengo miedo cuando paso por un puente inestable en un río salvaje de montaña”, “tengo miedo cuando viajo en un autobús viejo, de noche y adelantando a otros vehículos por carreteas infumables”.
 
El miedo va contigo siempre, es imposible dejarlo a un lado, es un compañero de viaje que se empeña en viajar con nosotros. Quieras o no quieras, está contigo y no se moverá de tu lado nunca. Y además, ¡toma decisiones por ti!
 
Entonces, ¿qué hacer?
 
Hace tiempo leí en un libro de creatividad de Edward de Bono un modo de liberarse de la tiranía del miedo, decía así –no es literal–:
 

Indonesia. Autor: Mig. Compañero de viaje. Inshala Travel

Indonesia. Autor: Mig. Compañero de viaje. Inshala Travel

El miedo va contigo, forma parte de ti. Viaja contigo, va a donde tú vas, es tu compañero de viaje. No puedes separarte de él, no puedes dejarlo atrás porque es una parte de ti. Pero lo que sí puedes hacer es colocarlo en su lugar. Imagina que está situado junto a ti, en un costado. Tú avanzas, él avanza, tú te giras, se gira. Saluda a tu miedo, ahora está a tu lado, dile “hola”, deséale los buenos días, anímale a que venga contigo, habla con él como si se tratara de un amigo que te acompaña.
No, no estás volviendote loco o loca, no es eso. Lo que haces es tomar conciencia de que forma parte de ti, pero tú eres muchas cosas más, ¿acaso puedes negar que eres muchas cosas más?
Ahora llega el momento de tomar una decisión, ¿quién la va a tomar? En realidad no hay ningún dilema, ¿la vas a tomar tú o vas a permitir que el compañero de viaje –el miedo– la tome por ti? Ah no, eso sí que no. Las decisiones las tomo yo. De eso se trata, tu compañero de viaje puede opinar pero el que toma la decisión final eres tú y sólo tú.

 
Entonces, que venga conmigo mi querido compañero de viaje, pero no decidirá, decido yo siempre. Y muchas gracias por poner alerta a mi mente y llenarme de responsabilidad en mis viajes alrededor del mundo, pasados, presentes y futuros.

 

Mig

 
Y para finalizar, un pequeño regalo de parte de Nelson Mandela:
 

Nuestros miedos


Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados.
Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin límite.
Es nuestra luz, no la oscuridad o la que más nos asusta.
Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso?
En realidad, ¿quién eres tú para no serlo?
Eres hijo del universo.
El hecho de jugar a ser pequeño no sirve al mundo.
No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca de ti no se sientan inseguras.
Nacemos para hacer manifiesta la gloria del universo que está dentro de nosotros.
No solamente algunos de nosotros, está dentro de todos y cada uno.
Y mientras dejamos lucir nuestra propia luz, inconscientemente damos permiso a otras personas para hacer lo mismo.
Y al liberarnos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás.

 
Discurso de Nelson Mandela como presidente electo de Sudáfrica (1994)

 

 

 

GD Star Rating
loading...
¿El miedo es un buen o mal compañero de viaje?, 43% based on 7 ratings

2 Comentarios

  1. Bravo por el artículo, no os imagináis la “batalla” que estoy compartiendo con mi propio miedo. Soy viajera, pero tengo un gran miedo que estoy superando, interiorizando…, y mañana nos vamos a Irán, dos aviones, uffff, hahaha, alaaaa, a superar mi miedo a los espacios cerrados! Como bien decís en el artículo, le llevo conmigo, le hablo, pero no permito que el decida sobre lo que quiero o no quiero hacer.

    un abrazo y gracias por el artículo que casi me ha caído del cielo como señal de que no estoy equivocada cuando siento que hay más personas enfrentándose a sus miedos viajeros :-)

    GD Star Rating
    loading...
  2. Interesante relato que te hace pensar, y reflexionar…Vamos! ¡Que no decida el miedo por nosotross!!

    GD Star Rating
    loading...

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>