Jueves , 5 diciembre 2019
Inicio > Viajando > Cuéntame un cuento: detrás del muro, el cielo también era azul

Cuéntame un cuento: detrás del muro, el cielo también era azul

Mapa de la ciudad dividida (© Judit Urquijo, 2012)

Mapa de la ciudad dividida (© Judit Urquijo, 2012)

Berlín. Hubo una ciudad dividida por alambradas que con el tiempo se transformaron en un sólido muro.

 

Todo comenzó cuando perdieron la guerra. Los vencedores se repartieron la ruinosa urbe en cuatro partes, de un lado los que defendían las libertades ciudadanas, la democracia y la libertad, al menos sobre el papel. Del otro, los que aplicaban un trasnochado ideario que nunca se había aplicado atendiendo a su etimología.
 
Frente a frente, capitalismo y comunismo manifestándose en un teatro de operaciones urbano donde los peones eran unos ciudadanos que no siempre aceptaron las reglas del juego porque pronto advirtieron que el cielo seguía siendo azul al otro lado.
 
Algunos lograron burlar la férrea vigilancia y huir, otros pagaron con su vida la osadía. Los que no tuvieron la oportunidad de escapar fueron sometidos a indiscretas miradas, aguzados oídos e incontenibles lenguas. Los enemigos y traidores eran detenidos y encarcelados en oscuros cuarteles y cárceles, de esos en los que los retenidos tienen la extraña costumbre de arrojarse por los huecos de las escaleras.
Pero poco a poco el muro fue tornándose en un enorme lienzo en el que plasmar reflexiones y sueños, donde coexistían coches que podían atravesar paredes con apasionados besos.
Los carteles de sonrientes niños que servían para mostrar las excelencias del régimen se fueron despegando de las paredes y los cimientos del sistema se fueron resquebrajando con la llegada de un viento del este que olía a cambio.
 
(Pulsa en cualquier fotografía para ampliarla)

 
Las televisiones, recuerdo, se hicieron eco de aquellos que armados con picos y martillos decidieron una noche escribir una nueva página en la historia. Se desterró el miedo y la vergüenza, solo importaba el contacto físico con aquellos por tantos años separados, reencontrarse con aquel amigo de la niñez o pariente y abrazarlo.
 
Lo que vino después no resultó sencillo. Hubo que cambiar mentalidades y construir una nueva identidad. Dos países volvieron a ser uno, se re-instauraron derechos que se suponen inherentes a la condición humana, se modernizaron estructuras y el paso del tiempo se está encargando de enterrar prejuicios y cerrar estigmas.
 
Ahora quedan muchos vestigios, pero la ciudad ha decidido no darles la espalda y muestra sus vergüenzas al mundo con una naturalidad digna de alabanza, quizás porque es consciente de esa premisa que asegura que el pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla. Una lección que deberíamos aprender y aplicar en aquellos sitios en los que se ha instaurado el silencio y en los que 75 años después sigue habiendo muertos que claman desde cunetas de carretera.
 
La gran urbe se ha convertido en faro continental, representando ella y todo el país una nueva tierra de oportunidades para las regiones menos prósperas. En sus avenidas se alinean grandes edificios y vanguardistas obras de arquitectura de afamados creadores, construcciones que permiten a los ciudadanos asomarse y observar desde las alturas cómo funcionan los órganos que los representan, mostrando cuáles deberían ser los pasos para convertirse poco a poco en una democracia real.

 
Obviamente, no todo es color de rosa, pero ellos ven la luz al final del túnel. Nosotros aún vagamos en la penumbra.

 

Judit Urquijo

 

 
 

GD Star Rating
loading...
Cuéntame un cuento: detrás del muro, el cielo también era azul, 100% based on 8 ratings

3 Comentarios

  1. ¿Tan impresionante es Berlín? Yo aún no conozco la ciudad. Ya tenía ganas de visitarla pero después de esta información me han entrado más ganas aún.
    Que buena la foto del beso

    Gracias Judit

    GD Star Rating
    loading...
    • Gracias por tu comentario, Fernando. Yo estaba en la misma situación que tú. Berlín era una de esas visitas que tenía en mente desde hace tiempo y al fin pude encontrar la oportunidad para visitar esta impresionante ciudad. No dejes de ver la zona de East Side Gallery, que es donde está el famoso beso. La pena es que la gente se empeña en dejar constancia de su paso por ahí en forma de firma.

      GD Star Rating
      loading...
  2. He visitado la ciudad de Berlin en dos ocasiones, la primera vez la ciudad se encontraba dividida por el muro, el contraste era brutal, la segunda vez acababa de producirse hacía un año la reunificación de Alemania y comenzado el proceso de occidentalización de los alemanes del Este, no he vuelto desde entonces. La tercera visita se hace necesaria ahora que han pasado algunos años y las cosas han cambiado lo suficiente como para percibir el contraste. Ahora ademas tengo amigos de Berlin. Muchas gracias Judit por tu entrada sobre un lugar que tanto me fascina y gracias también por tus maravillosas fotografías.

    GD Star Rating
    loading...

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>