Domingo , 20 enero 2019
Inicio > Viajando > Fiesta de compromiso en Uganda

Fiesta de compromiso en Uganda

Nuestra inshaler Cris M. Terré suele dejarnos boquiabiertos con sus fotografías.

Pero de vez en cuando se anima a contarnos sus historias y, la verdad, es que tampoco nos dejan indiferentes.

Os traemos aquí una experiencia de esas que no se olvidan, que le ocurrió en su amada Uganda.

 

 

No sé por qué motivo me sentía extraña.

Tenía un sentimiento un tanto confuso, y no porque nada malo estuviera pasando, no, nada de eso, era más bien todo lo contrario… Me hicieron sentir muy privilegiada, y supongo que a mis compañeros de viaje les ocurrió lo mismo.

 

Fue en Kabawanga (Uganda) donde tuvimos la grandísima suerte de asistir a una fiesta de compromiso. Nos convertimos en los invitados de honor de la fiesta, solo porque éramos amigos de Kim, y era todo un privilegio y un orgullo para ellos que estuviéramos allí. Así nos lo hicieron sentir.

 

Cuando supimos que estábamos invitados a tal evento, nos pusimos nuestras mejores galas, que eran, ni más ni menos la camiseta más limpia que llevábamos en la mochila, unos pantalones más o menos presentables y las botas de trekking… ¡Menudo traje de gala!

 

 

Nos sentaron en un banco en primera fila junto a los familiares más cercanos, y desde allí contemplamos con timidez, felicidad y satisfacción toda la ceremonia. Vivimos en directo la alegría del novio y cómo bailaba tras la la aceptación por parte de la novia, mientras que la familia de ella lloraba porque a partir de aquel momento pasaría a formar parte casi en exclusiva de la familia de él. Tras la aceptación, sirvieron a los invitados comida y bebida, y fuimos los primeros en probarlo. Nos mirábamos los unos a los otros sonriendo tímidamente, no sabíamos muy bien cómo reaccionar ante tal situación. Era asombroso y raro a la vez que tuviéramos preferencia en todo… ¿Quiénes éramos nosotros para que nos trataran así?

 

Tras el banquete, vino el baile. Primero bailaron los novios, luego se añadieron los padres…  Y, ¿a quién invitaron a bailar después? A nosotros, sí…. Salimos a la pista a movernos como podíamos, porque bailando a su lado ¡éramos unos verdaderos patanes pisando huevos! Nos aplaudían, se reían (no me extraña, viéndonos bailar…) y todos querían bailar con nosotros. Al final nos desmelenamos. Estábamos alucinados por estar viviendo ese momento único, así que lo disfrutamos hasta el último momento.

 

Fue un momento mágico de aquel viaje, algo que de ningún modo hubiéramos vivido de haber viajado en un tour programado.

 

Y me pregunto, ¿qué significa para ellos que gente a la que no conocen asista a sus fiestas privadas, y además les traten todos los privilegios y preferencias?

 

                                                                                                                                            Cris Terré

 

 

 

 

 

GD Star Rating
loading...
Fiesta de compromiso en Uganda, 100% based on 5 ratings

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>