Lunes , 22 julio 2019
Inicio > Literatura de viajes > La embajada Keicho

La embajada Keicho

De ver tanta majestad me alegro como el lugar escuro reçiviendo la luz      

                                               (Carta de Hasekura a Felipe III)

 

 

La embajada Keicho, parte en el año 1613 del puerto de Tsukinoura, en Voxú, Japón. Su misión: firmar un tratado de comercio entre  el reino de Voxú y el virreinato de Nueva España y aumentar el prestigio de Date Masamune, señor de aquellas tierras y promotor  de la expedición, ante la cristiandad de Japón. Para ello, influido por el misionero franciscano español, fray Luis Sotelo, quien formará parte de la misión con el secreto propósito de conseguir del Papa un episcopado, decide enviar una embajada a los dos hombres más poderosos  de la  cristiandad; el Rey de  España, Felipe III y el Papa, Pablo V.

 

 

 

La extensa comitiva   esta formada por mas de 150 personas: soldados, personal de servicio, marineros, frailes y comerciantes, todos japoneses excepto unos pocos españoles que se encuentran en Japón como misioneros o como victimas de naufragios  encontrándose navegando por el Pacífico. Al frente de la misión Hasekura Tsunenaga, fiel servidor del señor de Voxú. Al mando de la navegación, el marino extremeño  Sebastián Vizcaino, quien había dirigido la construcción del galeón de 500 toneladas bautizado como “Date Maru” por los japoneses y “San Juan Bautista” por los españoles, en el que se embarcaría la totalidad de la expedición.

 

 

Sebastián Vizcaino. Inshala. Fotografía: Ash Crow. La embajada Keicho

Sebastián Vizcaino

 

A principios del año 1614, el “San Juan Bautista” o “Date Maru”, llega al puerto de Acapulco, desde donde la comitiva se desplaza a Ciudad de Mexico, allí el Virrey de Nueva España, les recibe y organiza el bautizo de 68 japoneses. Hasekura, el fraile Sotelo y 30 miembros japoneses más de la expedición se dirigen a Veracruz y parten hacia España a bordo del galeón “San José”. Después de atravesar  el Atlántico llegan al puerto de Sanlúcar de Barrameda  el 20 de Diciembre de 1614 y remontando el Guadalquivir llegan hasta Sevilla. La misión continúa hasta Madrid, donde se entrevistan con el monarca Felipe III, sin ningún resultado positivo. Han llegado  malas noticias, los cristianos están siendo perseguidos en Japón, es el comienzo en la remota Cipango de un largo periodo de aislamiento y cierre al exterior que durará más de doscientos años. Hasekura Tsunenaga es bautizado en la capilla real con el nombre de  Felipe Francisco de Fachicura.

 

 

En Agosto de 1615 partieron hacia Roma desde el puerto de Barcelona, el Papa les recibe, pero lo único que obtienen de el, es el nombramiento de Fray Luis Sotelo como Obispo de Mutsu, no le sirve de mucho, a su regreso a Japón, Hasekura Tsunenaga es encarcelado y Luis Sotelo, Obispo de Mutsu es quemado vivo sin piedad.

 

 

Hasekura en Roma. Inshala. Fotografía: World Image. La Embajada Keicho

Hasekura en Roma

 

Algunos japoneses de Hasekura decidieron quedarse en la población ribereña de Coria del Río y nunca regresaron a su tierra natal, de ahí procede el curioso apellido “Japón” que tienen algunas personas especialmente en la provincia de Sevilla, seguramente descendientes de aquellos cristianos de ojos rasgados  llegados del otro lado del Mundo.

 

                                                              Pepe

 

 

 

 

GD Star Rating
loading...
La embajada Keicho, 100% based on 13 ratings

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>