Jueves , 17 agosto 2017
Inicio > Info viajes > Praia de Mira

Praia de Mira

Notice: Undefined variable: align in /var/www/vhosts/inshala.es/httpdocs/wp-content/themes/sahifa/panel/shortcodes/shortcode.php on line 352 Notice: Undefined variable: class in /var/www/vhosts/inshala.es/httpdocs/wp-content/themes/sahifa/panel/shortcodes/shortcode.php on line 353

 

Para los salmantinos, especialmente para los que no estamos muy alejados de la raya con Portugal, el Atlántico constituye nuestra playa natural; eso sí, de aguas bravas y frías como corresponde a un océano abierto. Por eso, casi en línea recta (Salamanca-Aveiro), y por autovía, se puede acceder a un lugar –Praia de Mira, a 30 km al sur de Aveiro– hasta hace poco semidesconocido, que guarda un pequeño secreto con raíces ancestrales: un lugar donde durante mucho tiempo los bueyes han labrado el mar. Donde, progresivamente, se ha ido haciendo un hueco el tractor como medio para procurar el sustento de muchas familias mediante la pesca artesanal de arrastre, ya en desuso.

 

Esta modesta crónica va dirigida a veraneantes que no quieran madrugar para marcar el territorio clavando la sombrilla, a bañistas deseosos de aguas frescas y escasamente calmas, a turistas de quincena o de fin de semana deseosos de algo distinto a lo déjà vu, a amantes y desconocedores de ese extraordinario país –vecino, entrañable, afectuoso– que es Portugal.

 

 

Praia de Mira (Portugal), al sur de Aveiro, agosto de 2008. ¿Qué hacen tantas gaviotas expectantes en una playa llena de tractores? ¡Comienza el espectáculo sin que nadie nos hubiera invitado!

 

PM 1 660px

 

He aquí la única forma de introducir la embarcación en las aguas abiertas y bravas del Océano Atlántico, donde no hay malecón o pantalán que atempere la fuerza de las olas: con la presión de una pértiga empujada por un tractor.

 

PM Destacada

 

Mientras el barco va a echar las redes, un tropel de gente se prepara para recogerlas al cabo de un rato; no hace muchos años se utilizaba el tiro animal (bueyes), aunque ahora tienen tractores a cuya toma de fuerza han asociado un sistema de poleas.

 

Dos tractores, separados por unos cien metros, empiezan a tirar de las maromas de forma acompasada  y suave, mientras se acercan progresivamente. Un jefecillo parece dirigir la maniobra desde lo alto de un tractor mientras las maromas son apiladas por mujeres.

 

Conforme se van tensando las maromas y van apareciendo los primeros metros de las redes, la expectación aumenta, al igual que el número de curiosos; muchos, entre los que me incluyo, con la cámara de fotos a cuestas sin dejar escapar detalle alguno.

 

PM 11 660px

 

PM 18 250x400pxAlgunos hombres, la mayoría entrados en años, ayudan a poner algo de orden en las redes, que van saliendo dejando restos de algas y algunos crustáceos enganchados. Terminada la faena con las maromas, ahora colocan las redes  en zig-zag dentro de un remolque. La tensión (y no sólo de las redes) se palpa: los hombres se muestran diligentes en los últimos instantes de esfuerzo, mientras las gaviotas, excitadas, barruntan que la hora de su particular festín está próxima a llegar.

 

PM 14 350x400px

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegados a este punto, los tractores están prácticamente juntos, en tanto que ya se han dado cita varias decenas de curiosos que hasta entorpecen algo la labor de los pescadores. Sin embargo, estos parecen acostumbrados al gentío y no ponen mala cara.

 

Ya se ven las corcheras amarillas que anuncian el fondeo de red. Se inician las apuestas y las cábalas: que si sólo unos veinte o treinta kilogramos, que tan sólo cuatro cangrejos llenos de algas, que si este sistema esquilma todo (que parece que sí),… Algunos, en nuestro afán de fotografiar, nos colocamos tan cerca que pudimos ver cómo saltan algunos pececillos por encima de la red. Estábamos a punto de conocer la magnitud de la redada, pero no se entreveía nada porque el fondo de red era muy profundo.

 

PM 19 660px

 

¡Qué barbaridad! En mi vida había visto tantos peces y tan pequeños juntos: se salían por los agujeros de la red en medio de un ruido infernal que no era atribuible a ellos. ¿Quién provocaba ese ruido entonces? La gente empezaba a “pillar” todo lo que estaba a su alcance: un cangrejo, un pez de los miles  de “pezqueñines”, mientras el ruido continuaba y la red iba soltando, poco a poco, el agua que aún tenía retenida, dejando ver el contenido hasta entonces semioculto.

 

PM 23 660px

 

PM 26 250px copiaDesaparecidos los pezqueñines, aparecen sus mayores, causantes con su aleteo del ruido infernal. ¡Menuda redada! Nada de veinte o treinta kilogramos; allí, según comentaban los entendidos, podía haber más de trescientos o cuatrocientos. Descosida la red por la costura, vemos el resultado. En un instante aparece uno de los muchos tractores, tirando de un remolque lleno de cajas  en las que se va a colocar todo el pescado. A estas alturas, la playa es todo un espectáculo llenos de mirones que, durante casi una hora, hemos aguantado. Ya toca irse a bañar.

 

Cuando pescadores y curiosos han abandonado el lugar, las gaviotas que acechaban caen sobre los restos, liquidando todo lo que encuentran salvo los cangrejos que, por lo visto, no les gustan.

 

 

 

 

 

 

“Atravesé la eternidad y descubrí tras de una nube alguien; un caballo con alas viene hacia mí.

¿Quién eres tú? ¿Qué haces aquí?  

Has de saber que yo soy Rocinante, vivo alejado, el coche me desplazó. Don Quijote me abandonó, cambió su lanza por un tractor…”

(“Rocinante”,  Asfalto)

 

Josemater

 

 
 

 
GD Star Rating
loading...
Praia de Mira, 100% based on 15 ratings

7 Comentarios

  1. ¡Siempre nos quedará Portugal! Recientemente he leído “Aquí nos vemos” donde Jhon Berger se encuentra con su madre, quien ha decidido un paseo por la ciudad antes de ir al paraíso. Delicioso.

    GD Star Rating
    loading...
  2. Gracias, María, Talisa, LuisMi, Joseba y Laura… Vivir 13 años al lado de “la raya” predispone a cantar las excelencias de Portugal. En todo caso, no hay que llegar, necesarimente, hasta Praia de Mira para engancharse a Lusitania; en el camino desde Salamanca hay que visitar antes Almeida, Sortelha, Aveiro, Costa Nova…

    GD Star Rating
    loading...
  3. Me ha gustado mucho. Toda la serie de fotos y los comentarios e información que has publicado.

    Portugal, para muchos salmantinos, yan cerca y tan lejos, Ojalá algún día se haga realidad el deseo de muchos, hacer con España una sola nación.

    Mantener la cultura y costumbres que siempre han sido y hacer que los que nos sucedan puedan conocerlas tal cual han sido, no solo es nuestro deber es nuestra obligación.
    Gracias . M. S.S.

    GD Star Rating
    loading...
  4. Portugal es fascinante, enamora y no deja indiferente. Curiosa historia la que nos cuenta Josemater. Os felicito por el blog.

    GD Star Rating
    loading...
  5. Cómo me gustaría poder asistir a la llegada de los barcos pesqueros. Cada día más amigos me hablan de Portugal, sus excelentes playas, sus ríos y su tradición. Aunque parezca mentira, nunca he estado en Portugal. Gracias a este post, me plantearé hacer un viaje a Praia de Mira.
    Gracias por la información Josemater

    GD Star Rating
    loading...
  6. Muy interesante Josemater y tienes mucha razón, Portugal es un país extraordinario, personalmente me gusta cada vez mas y como le pasa a muchos españoles, cuando voy allí nunca digo que voy al extranjero. Felicidades por el post.

    GD Star Rating
    loading...
  7. He visitado varias veces Portugal y siempre vuelvo a casa con la sensación de que no se le hace justicia ni a sus gentes ni a su cultura, su arte o sus paisajes. Lo tenemos al lado y apenas ahora estamos empezando a conocer su belleza, en todos los sentidos. Ya era hora…
    Así que gracias, Josemater, por traernos otro pedacito de este pequeño gran país. En este caso, una perfecta combinación de tradición y modernidad.
    Un saludo.

    GD Star Rating
    loading...

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>